• Lailén Costanzo

COMO PRACTICAR MINDFULNESS (ATENCIÓN PLENA) EN CASA


La atención plena se ha convertido en una palabra de moda en los últimos tiempos, pero ¿qué es la atención plena? y ¿Cómo practicarla?

Voy a desglosar esta técnica y darte tres meditaciones fáciles de atención plena que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar.


Tomado de una antigua técnica budista de meditación, la atención plena es el arte de ser consciente y estar presente en el momento.

Es elegir enfocarse en lo inmediato en lugar de preocuparse por escenarios hipotéticos que aún no han ocurrido.

Practicando las técnicas conscientes que ilustraremos a continuación, puedes fácilmente atraer tu atención de regreso al presente, llegando eventualmente a un lugar de calma interior.

Atención consciente

Si te encuentras en casa a punto de comenzar algunas tareas domésticas como lavar los platos, practica la atención plena al ser consciente y al notar todos los aspectos de tu actividad.

¿Puedes sentir el agua tibia a través de tus manos? ¿Puedes oler el jabón líquido? Toma nota de las acciones que estás usando para lavar los platos. Piensa en todos los diferentes músculos que estás utilizando para realizar esta tarea.

Al sumergirte en el quehacer te mantienes físicamente y espiritualmente conectado con el presente, dejándote sin tiempo para enojarte pensando en lo que pudo haber sucedido en el trabajo ese día, o sintiéndote ansioso acerca de lo que puede deparar el futuro.

Escuchar atentamente

La próxima vez que te relajes en casa y quieras escuchar algo de música, prueba el arte de escuchar atentamente.

Este proceso implica dejar de lado las ideas preconcebidas que puedas tener sobre un artista, género o canción y los recuerdos que contiene y, en su lugar, centrarse en el viaje del sonido.

Permítete perderte en las notas. Intenta detectar el ruido que hace cada instrumento. Analiza las voces y no las letras. Distingue los tonos y, si hay más de una voz, selecciónalos como lo has hecho con los instrumentos. Esto te permitirá escuchar música como nunca antes y mantenerte firmemente en el ahora.


Observación atenta

Cuando llegues a casa después de un largo día, tómate un momento para sentarte en tu sala de estar y mirar a tu alrededor.

Elige un objeto, ya sea una pintura, un mueble o una planta y estúdialo intensamente durante uno o dos minutos. Míralo como si lo estuvieras viendo por primera vez. Descubre su textura, color, forma, tamaño.

Piensa en su propósito en el mundo y la energía que se usó para crearlo. Este es el arte de la observación consciente y es una forma fácil de volver a centrarse cuando te sientes abrumado por las emociones.

Cuando estás demasiado entrelazado con la imagen más grande de la vida, reducir las cosas a un solo objeto inmediatamente te hará sentir más tranquilo.


104 vistas

Realizado con amor por 

      Lailén Costanzo ❊