• Lailén Costanzo

¿Debería doler un masaje?

Todo el mundo sabe que tomar un masaje hace bien y se siente bien, pero...

¿debería doler el masaje para ser realmente efectivo?


Si bien depende del tipo de masaje, en la mayoría de los casos, el masaje duele porque el cuerpo reacciona de dos maneras diferentes: la respuesta de relajación y la respuesta mecánica.


En la primera, la aplicación del tacto ayuda a aquietar la respiración y a disminuir la presión arterial, a la vez que baja los niveles de las hormonas del estrés. Mientras que, la manipulación física de los músculos crea una mayor circulación sanguínea y linfática, relajando el tejido blando del cuerpo, liberando nervios atrapados y el tejido conectivo mas profundo.

Pero cuando se trata de dolor durante el masaje cada persona lo percibe de diferente manera. Y es de suma importancia conocer el umbral o tolerancia al dolor de cada persona que esta en la sesión de masaje, y la presión con la que se siente cómoda.


Es verdad que diferentes músculos del cuerpo necesitaran una presión mas fuerte que otros, por ejemplo, en la espalda donde se necesita una presión mas firme que en las piernas. La misma presión que se hace en la espalda, puede ser dolorosa para la zona de los muslos, porque hay áreas musculares que son mas sensibles que otras.


Durante el masaje puede haber zonas que se sientan mas sensibles que otras, porque es allí donde los músculos se han tensado, creando los puntos gatillo (nudos) en donde muchas veces puede sentirse el dolor referido en la ruta nerviosa, por ejemplo, cuando el nudo esta en el hombro el dolor puede irradiarse hasta el brazo e incluso la mano.


Algunas personas comentan que este es un "buen dolor" que permite la liberación de la tensión y provoca la relajación dando alivio a los músculos que, por un largo periodo de tiempo han estado contraídos.



Y este equilibrio entre dolor-placer que suele sentirse durante el masaje, es el que buscamos.

Cuando el dolor es un "mal dolor", definitivamente no debes aceptar la incomodidad si no estas obteniendo un alivio muscular. No debe haber dolor que arda, queme o que sea agudo.


Para esto en las sesiones establecemos un puntaje de 10 para que podamos monitorear el dolor y progresar fácilmente durante tu masaje.


Y no te sientas mal, verdaderamente como terapeuta es ideal la comunicación en el masaje, jamas podrías ofender si dices que te duele, al contrario, es mi intensión que el masaje sea de tu agrado y saber que quieres y que presión es la perfecta para vos.

El objetivo como terapeuta es escuchar los tejidos y aplicar una presión profunda tanto como la persona que recibe el masaje lo permita. Con cada sesión regular, se puede ir mas y mas profundo a medida de que te acostumbras a las sensaciones y los músculos comienzan a relajarse.


Entonces, si estas haciendo una mueca de dolor en tu masaje, coméntalo, veras como en unas pocas sesiones tus músculos estarán relajados, dejaras de estar angustiada y todas las tensiones que hayas experimentado se irán con el masaje.

59 vistas

Realizado con amor por 

      Lailén Costanzo ❊