Domina tu postura con estos consejos rápidos



Seamos sinceras: ¿Cómo pretender tener un estilo de vida relajado y exitoso si la estructura de todo tu cuerpo se está desmoronando?


La mala postura es un obstáculo cultural generalizado que enfrentamos en nuestro esfuerzo por vivir una vida de bienestar. Sin embargo, la contraparte es que:


Una buena postura se define como la alineación de las partes del cuerpo entre sí, que implica una interacción armoniosa entre los huesos, los músculos, el tejido conectivo, las articulaciones y las neuronas.


Como la buena postura contribuye al bienestar general, también es una forma de comunicación que revela tu grado de confianza y autoestima.


Los siguientes datos sobre la postura te ayudarán a cultivar una conciencia más profunda de tu cuerpo y evitarán problemas de salud innecesarios en el futuro.


Usa tus huesos para sentarte (están ahí por una razón)

¿Sabías que tenemos dos huesos pequeños debajo de los glúteos que están perfectamente diseñados para apoyar tu espalda?


La pelvis es la base de nuestra postura y tiene dos huesos puntiagudos llamados isquiones. Los encontrarás al pasar tu mano por debajo de los glúteos cuando estes sentada. Y como nos hemos olvidado de ellos, es la razón principal por la que nos encorvamos y nos cuesta mantener la espalda recta.


La buena noticia es que se puede cambiar este hábito:


La clave para sentarnos y mejorar nuestra postura es conseguir que nuestro torso y toda la columna siga la alineación de los isquiones.

Veamos como es,


  • Si te sientas sobre la parte anterior de tus isquiones tu espalda genera una curvatura hacia adelante comprimiendo las lumbares.



  • Si te sientas sobre la parte posterior de tus isquiones tu espalda se curva hacia atrás y tu pecho cae comprimiendo tu abdomen, impidiendo respirar con plenitud.


  • Pero si te sientas balanceándote sobre tus isquiones hasta que encuentres el punto de equilibrio que permiten que tus lumbares estén rectas podrás sentir como la espalda se estira hacia el cielo y como los abdominales se activan para sostener la postura.


Para una mejor idea simplemente observa cómo se sientan los bebés. Son los mejores maestros para enseñarnos como usar nuestros isquiones para mantener la espalda recta y ligera.


¡Columna más larga, vida más larga!

Nuestros hábitos en relación a como nos sentamos tienen efectos significativos en nuestra salud en general. De hecho, la forma en que nos sentamos es tan importante como comer bien, hacer ejercicio y dormir bien por la noche.


Una columna vertebral saludable proporciona el vehículo adecuado para alcanzar tus objetivos mientras haces las cosas con más energía y menos fatiga.


Toma esto como tu nuevo mantra: ¡Si soy mas flexible, crezco mas!


Tomar descansos para llegar más alto

A diferencia de lo que la mayoría de la gente piensa, el estiramiento no es solo un pseudo ejercicio para las personas mayores.


¿Qué pasaría si cambiaras tus creencias sobre el estiramiento y transformaras esto en una metáfora viviente de lo que estás tratando de lograr?


Es decir,


Cuando buscamos alcanzar una meta sentimos cómo se expande todo nuestro cuerpo y deja espacio para algo nuevo y emocionante.


¿Como ponerlo en practica?


Si queres intentar un ejercicio, aquí hay algo simple:


  • Mira hacia arriba, levanta los brazos como sí quisieras tocar el techo a la vez que te estiras hacia arriba y respiras profundamente.


  • Ahora alternas tus brazos y manos, a la vez que alargas cada vértebra, desde la parte inferior de la espalda hasta la punta de los dedos. Vas a sentir como tu espalda se estira. Si estás al aire libre, ¡busca las nubes!


Levantarse y estirarse con frecuencia ayuda cuando estas sentada por largos períodos de tiempo.


Si conoces a alguien a quien pueda ayudar este mensaje, comparte, porque cuantos mas entendamos como podemos potenciar nuestro cuerpo y mente mas creceremos en comunidad.



110 vistas

Hecho con amor por Lailén Costanzo

[ Todos los derechos reservados© 2020 ]  Argentina